20 agosto, 2006

Terry Kath

Terry Alan Kath (31 enero, 1946 – 23 Enero 1978), nacido en Chicago-Illinois, guitarrista, vocalista y fundador (junto con Walter Parazaider, Danny Seraphine y Lee Loughnane) del grupo Chicago. James Pankow, Peter Cetera y Robert Lamm fueron llamados por Kath para completar la primera formación de la banda. Kath compuso "Introduction" para su primer álbum, The Chicago Port Authority, editado en 1969. Era un músico autodidacta, que apenas sabía leer música, fiel seguidor de Jimmy Hendrix. El éxito "Questions 67 & 68" tenía líneas de guitarra creadas por Kath, que se convirtieron en el sello de identidad de Chicago. "Beginnings", otro éxito del grupo, estaba subrayado por Kath con un acompañamiento rítmico de guitarra de 12 cuerdas, que luego sería emulado por otras bandas. Fascinado por los artilugios, Kath llegó a poseer casi veinte guitarras, aunque las primeras que llegaron a sus manos fueron una Gibson SG y una Fender Stratocaster. No era amigo de modulaciones especiales ni modificaciones de sonido. le gustaba experimentar con amplificadores y distorsionadores. Utilizaba los pedales wah-wah con avidez. Kath se había casado con Camelia Ortiz en 1974, y en los últimos años de su vida se había visto atrapado por el alcohol y las drogas, incluyendo la cocaína. Sus compañeros de banda sabían de su lenta agonía hacia la infelicidad. Se dice que de no haber fallecido, habría sido el primero en abandonar el grupo. de hecho, alguien supo que estaba preparando un disco en solitario.

Sobre las cinco de la tarde del 23 de enero de 1978, después de una fiesta en casa de su amigo Don Jonson en Woodland Hills, en Los Angeles, Kath –que era un entusiasta de las armas- tomó una pistola nueve milímetros semiautomática y se puso a limpiarla. Cuando Jonson le gritó desde la cocina que tuviera cuidado, Kath revisó la recámara para probar que la pistola no estaba cargada, apuntó al aire y apretó el gatillo. En su estado de embriaguez, olvidó que algunas pistolas semiautomáticas disponen de un dispositivo de seguridad que previene de la descarga de una bala cargada cuando la recámara es retirada (es por eso que la recámara siempre debe ser revisada visualmente). Cuando reinsertó al recámara, Kath colocó la pistola en su sien y apretó el gatillo pronunciando la tristemente infame frase de “no te preocupes, no está cargada”, en otro intento de probar que todo estaba bajo su control. Desgraciadamente con la recámara reinsertada, la bala cargada se descargó y lo mató en el acto, apenas cuando faltaba una semana para su treinta y dos cumpleaños. Terry Kath fue enterrado en el Cementerio Forest Lawn Park Memorial de Glandale, en California. Tenía una hija de dos años –Michelle-. El mazazo para familiares, amigos y para el grupo fue devastador. Chicago ya no sería lo mismo sin Ferry Kath, su fundador.

Su última aparición sería el recién grabado Chicago XI en 1977, donde premonitoriamente Kath cantaba la hermosa balada que cierra el álbum, “little one”, un tema que Danny Seraphine había escrito para sus hijas, y que en la voz de Terry Kath, parecía que el guitarrista le cantara a su propia hija Michelle:

Little one it's so nice to have you near me / to feel once again the love you bring here / Ooh my little one, I am sorry for the pain you've felt / say the word and daddy will make it disappear / Oh my little one / bring your love here / little one / I need you near / little one / don't live in fear of the future / 'cause I will always be there / Oh my little one / music is my life, I hope you understand / traveling on the road with me you can see the way we live / Oh my little one / I will always cherish these days with you / as time goes by I hope you see the love I tried to give / Oh my little one / let your love flow / my little one / like a flower you'll grow / someday you'll have your own little one / and you will always be there / Little one, it's so nice to have you near me / to feel once again the love you bring here / Ooh my little one, I am sorry for the pain you've felt / say the word and daddy will make it disappear / Oh my little one / bring your love here / Little one need you near me / Little one / don't live in fear of the future / ‘cause I will always be there / Oh my little one / let your love flow / My little one / like a flower you'll grow / someday you'll have your own little one / and you will always be there / My little one…

4 comentarios :

Gus dijo...

the harmony of spirit washes the world in a glow of life
blessed with the power to heal and rebuild
the deepest ocean
and the glory of emotion

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que se dice en el artículo. Añadiría que, bajo mi punto de vista, nadie ha hecho sonar su guitarra como Kath en Poema 58, Liberación etc. Creo es el gran guitarra de fusión de mi generación. Sería injusto no reconocerlo. Lo peor, fue que Chicago triunfara con la voz y las "baladas" de Cetera. Lo mejor, la fuerza, la voz y la velocidad de Kath y su guitarra. Nunva habrá nada igual.

Anónimo dijo...

Kath fue el referente de un grupo que se salía de los habitual. No era normal una sección de viento en un grupo de rock. Y no era normal un guitarrista al que apenas se le veían las manos y que llevaba el sentimiento de su guitarra en cada movimiento de cabeza en el escenario. No es extraño que fuera infeliz en sus últimos años. Debió salirse del grupo y hacernos disfrutar con su voz soul y su guitarra innovadora. Nos queda el recuerdo de él, Heindrix y Clapton, el trío de oro de guitarras de primeros de los 70.

Anónimo dijo...

Alguien sabe donde puedo encontran una canción de Terri kath que habla sobre Daniela???